Compra menos, elige bien, hazlo durar.

compra menos-01.jpg

Se calcula que cada 10 minutos se descartan en el mundo 6 toneladas de ropa.

Hablamos de moda en el contexto de la semana de la Fashion Revolution, aunque estas palabras podrían aplicar para cualquier forma de consumo, todos los días.

Algunas estadísticas a tener en cuenta:

> Se estima que 5% de los desperdicios en los tiraderos son textiles.
> 90% de los desperdicios textiles son reciclables.
> 85% de los desperdicios textiles van directamente a los basureros.
>La industria textil es la segunda más contaminante, provoca al menos un 20 por ciento de la contaminación acuífera. El daño inicia desde el momento en que elabora la prenda y continua cada vez que se lava en casa.

 

Anuncios

Nuevo video // Puedes vivir sin generar basura

Hola! hemos subtitulado un nuevo video sobre Residuos Cero, qué lo disfruten!

 

Día de cosecha y transplante

Hoy temprano estuvimos ocupándonos de nuestra pequeña huerta, les dejo algunas fotos en donde podrán apreciar la abundancia y la explosión de vida típica de primavera.

Amapolas y caléndulas
Habas

dsc_0551

Formas y colores

dsc_0556

dsc_0559

dsc_0554

Flores de mostaza, las abejas las aman!

dsc_0558

Mulch o acolchado

Aplicamos mulch en el suelo para los plantines de tomates recién transplantados, en verano esta técnica ayuda a evitar la evaporación de la humedad del suelo entre otros beneficios. Para este acolchado usé cáscaras de caña de tacuara que un vecino tiró luego de una limpieza.

dsc_0567

La naturaleza nos comparte su abundancia, cosechamos perejil, arvejas, habas, menta, radicheta, mostaza, frutilla y limón.

dsc_0571dsc_0574dsc_0579

Guía para reducir el plástico

Hoy me encontré con esta guía navegando por internet y decidí traducirla porque me pareció super útil.

plastic-detox-01

Hace meses vengo practicando casi todos los puntos que aparecen allí, y aún estoy aprendiendo nuevas recetas para cocinar todo en casa, incluso hago la mayoría de mis cosméticos y productos de limpieza, como por ejemplo la pasta de dientes con aceite de coco.

Al principio parecía complicado, pero a esta altura ya me resulta súper fácil. Lo que más me costó fue vencer la verguenza de ir a un comercio o puesto en la feria y pedir que me pongan en frascos o bolsas de tela lo que habitualmente lleva plástico o papel (pan, coco rallado, aceitunas, pasas de uva, frutos secos, etc.). Estamos acostumbrados a hacer las cosas de una forma y la mente se resiste a cambiar de hábitos, más si esto involucra pedir algo a los demás.
Es verdad que al principio los vendedores se sienten descolocados, pero a la próxima ya se acostumbran, la mayoría ni pregunta por qué e incluso algunos te felicitan (además la gente que está alrededor también se queda pensando). En estos tiempos todo el mundo de alguna forma entiende que es importante cuidar el medio ambiente.
La verguenza inicial se transformó en un sentimiento de que estoy haciendo algo que está bueno para mí y para el planeta, así que lo hago con amor y paciencia. Cada bolsita que le ahorro al planeta, por más chica que sea, es un pequeño logro para mí. Por otra parte, estoy allanando el terreno para cuando más personas empiecen a rechazar el plástico, creo que así como muchas personas inician dietas sin productos de origen animal en un futuro no muy lejano la gente empezará a rechazar también el plástico como estilo de vida.

He descubierto que el plástico me acecha por todos lados, en un día de compras la frase “no me pongas bolsa por favor” está entre las más usadas después de buen día y gracias.

De los cambios más importantes que he hecho para reducir el plástico, fue poner un filtro de agua en la cocina. Reduce el plástico de los bidones de agua que compraba y además siempre relleno la botellita de agua de vidrio que llevo a todos lados.

También llevo mi propia taza a la universidad para tomar café o té (y una cucharita), y siempre llevo una bolsa de tela en la mochila, porque nunca falta oportunidad de usarla.

Otro cambio importante para reducir residuos fue usar servilletas de tela en casa, ok, no es plástico, pero son recursos innecesarios que se gastan (y las servilletas vienen envueltas en una bolsa). Basta con tener siempre servilletas limpias para reponer y extras para los invitados y listo. No hemos vuelto a comprar servilletas ni papel de cocina.

Si tengo que comprar algo envasado prefiero que sea en frasco de vidrio aunque salga un poco más caro. Luego reutilizo los frascos o los regalo en Si lo venís a buscar es tuyo, ya que siempre hay gente que los necesita.

Ahora estoy limpiando los pisos y el baño con agua y vinagre. A veces uso bicarbonato para algunas cosas. Lo más difícil de eso es desacostumbrarse a los productos convencionales, por el aroma y la espuma. Te da la sensación de que si no queda olor rico no limpia, pero el vinagre y el bicarbonato sí que limpian, desinfectan y además no contaminan el agua ni son peligrosos para nuestro organismo y piel.

Reducir el plástico no sólo es bueno para el medio ambiente y los animales, también supone una reducción de recursos innecesarios y de energía, energía que se necesita para crear ese plástico y para deshacerse de él, creo que cuanto menos objetos necesite en mi vida ésta será más simple y así podré disfrutar mejor de las cosas que verdaderamente importan.

Para terminar les dejo una frase de Bea Johnson: “Cada vez que compras algo empacado o compras un producto desechable, estás tirando un pedazo de tus sueños a la basura, porque compras algo que está diseñado para ser desechado, así que literalmente estás invirtiendo tu dinero en el basurero. Y cuando reemplazas esas cosas con alternativas que puedes reutilizar y reutilizar, pues dejas de tirar tu dinero, y por lo tanto puedes usarlo para hacer cosas más significativas para ti.”. Entrevista completa aquí.

Si se les ocurre otra idea para reducir el plástico no duden en compartirla!

Un abrazo

Mel

 

Guardar

Licuado Ananá / Goji / Naranja

No me canso de este licuado, es super liviano, refrescante y digestivo.
Cuando lo tomo siento que me lleno de energía! El sabor de las bayas de goji neutraliza los sabores de las frutas ácidas, además de ser una combinación super nutritiva.

DSC_0424.JPG

Ingredientes:

DSC_0428.JPG

  • Una feta de ananá (1cm y medio de alto aprox.)
  • Jugo de 2 naranjas
  • 6 o 7 dátiles (alternativa saludable al azúcar)

Poner en remojo en platitos individuales las bayas y los dátiles, mínimo 2hs para los dátiles, así se ablandan y se integran bien al batido.
Poner todos los ingredientes en una licuadora, el agua sobrante de las bayas y los dátiles también se puede integrar. Agregar agua filtrada hasta llenar la licuadora.

Licuar, agregar hielo, y disfrutar!!

Guardar

Guardar

Guardar